Cosmin Iauncu

Durante estos años de auto-redescubrimiento, he tenido la oportunidad de estudiar y practicar con grandes maestros de diversas disciplinas de yoga: Yoga Siddha tradicional con Bhooma Chaitanya en la India, Hatha Raja Yoga con Andrei Ram en España, Ashtanga Yoga con Manju Jois y Kristina Karitinou en Grecia, solo por nombrar unos pocos.

Me di cuenta de que el yoga no es algo dirigido a gente especial con habilidades especiales, cuerpos muy flexibles y de una determinada afiliación, sino el camino de los místicos y los alquimistas espirituales; dicho de otro modo, para cualquier persona que aspire a trascender el yo mortal con el fin de darse cuenta de la Unicidad y encontrar la verdadera Liberación.

Creo firmemente que los propios condicionamientos o samskaras de cada cual  no son enemigos sino herramientas que se pueden utilizar con el fin de encontrar la manera más rápida de Maya; cualquier dogma, cualquier creencia falsa, cualquier barrera que nuestra propia mente pone en nuestro camino puede ser eliminado mediante el cultivo de una disciplina física, mental y espiritual diaria, y a través del mantenimiento de una actitud determinada, se puede alcanzar el estado de felicidad, o de la Unión llamada Samadhipor los grandes maestros.

No hay límites, sólo los que nos auto-imponemos.

Todo lo demás es Libertad.

OM Shanti Shanti Shanti.

www.yogavlc.com

¡No te despistes!

Home Icon 1
Home Icon 3